18 oct. 2013

The Holders: El Poseedor del Caos (22/538)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier hospital, y pregunta por visitar a aquel que se hace llamar a sí mismo como The Holder of Chaos. El empleado comenzará a sacudir la cabeza y a golpear el escritorio con los puños. Pregúntale tres veces más y se parará calmadamente y te llevará a un cuarto con una sola puerta, la que usaste para entrar. Debes cerrar tus ojos, si no lo haces serás por siempre cegado y la única cosa que veras será un constante caos absoluto.


Si has cerrado los ojos a tiempo, después de una hora de confusión, oirás una suave voz hablarte: “¿Los tienes?” No respondas. En vez de eso, pon tus pies en el suelo y abre tus ojos. Si ves un campo largo y estrecho frente a ti, entonces has pasado la primera mitad de tu labor. Si ves una fiera planicie de muerte y mutilación, es demasiado tarde para ti. Serás devorado por tus propios pensamientos de tus más grandes miedos.

Camina siguiendo al sol por el campo pastoso por una hora hasta que llegues a un árbol sin hojas en sus ramas. Como te acerques, verás que ese árbol estará construido de huesos y está rodeado por una piscina de sangre. Sumérgete entero en esta sangre, y cuando estés en la superficie una vez más, sentirás una mano de hueso presionando algo a tu palma: es un pequeño frasco. Bebe de éste y te encontrarás parado en la antecámara del hospital.


Este frasco es el Objeto 22 de 538. Casi es la hora, y los demonios están llamando.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gadget de animacion Social - Widgets para Blogger